El IPC refleja la caída del consumo debido a la destrucción de empleo y la pérdida de poder adquisitivo

El IPC refleja la caída del consumo debido a la destrucción de empleo y la pérdida de poder adquisitivo

Miércoles 13 de noviembre de 2013

 

CCOO considera que la destrucción de empleo y la pérdida de poder adquisitivo de los asalariados y de los pensionistas, fruto de las políticas de recortes del Gobierno, explica la bajada de la inflación.

 

Los precios subieron un 0,4% en octubre con respecto al mes anterior y cayeron un 0,1% en los últimos 12 meses, recortando en cuatro décimas la tasa registrada en septiembre. La rebaja de la tasa de variación de la inflación subyacente es todavía mayor, de seis décimas, situándose en el 0,2%. Los precios no variaron en España en el último año según el índice de precios al consumo armonizado, mientras que en la eurozona aumentaron en siete décimas. Todas estas caídas se relacionan con el final del efecto de la subida del IVA que se produjo en septiembre del año pasado.

 

El recorte anual de los precios alcanza a casi todos los grupos de bienes y servicios. Los que más contribuyen a la caída anual son: alimentos y bebidas no alcohólicas, que recortan su tasa un punto, aunque sigue siendo de las más altas (1,6%); enseñanza, que desciende ocho puntos, debido al final del efecto de la subida de las tasas universitarias, no obstante,  su variación continúa entre las más altas (2%) junto a los alimentos y las bebidas alcohólicas (5,9%); otros bienes y servicios (0,5%) cuya variación se recorta un punto; transporte (-2,1%) por el buen comportamiento del precio de los productos energéticos; ocio y cultura (-0,8%) y comunicaciones (-7,5%). Frente a todo este comportamiento bajista, cabe destacar el recorte de la tasa de variación de los servicios de la vivienda (-0,2%) que se incrementa en más de un punto debido a la subida del precio de la electricidad.

 

Contribuyen al aumento mensual de los precios de octubre, el vestido y el calzado (10,8%) por los precios de la nueva temporada de invierno; vivienda (0,6%) por la subida de la electricidad, y enseñanza (1,5%) por el incremento de la enseñanza superior. En cambio, contribuyen a su recorte: transporte (-1,2%) por el comportamiento de los carburantes; alimentos (-0,6%) debido a la evolución del precio de la fruta fresca; ocio y cultura (-1%) por el final de la temporada turística; comunicaciones (-1,7%) por la caída de los servicios telefónicos; y hoteles, cafés y restaurantes (-0,3%) también debido al final de la temporada turística.

 

A pesar del ligero recorte de los precios en términos anuales, la economía española no se enfrenta a un proceso deflacionista: situación en la que aplaza el consumo de bienes duraderos a la espera de precios más bajos. Y esto por dos motivos. En primer lugar, el recorte de los precios fue aún mayor en 2009, sin que entonces hubiera deflación. En segundo lugar, las familias están aplazando la compra de bienes de consumo duraderos, pero no porque esperen precios más bajos, sino por las malas expectativas que tienen sobre la evolución de la economía española en general y, en particular, de su mercado de trabajo que seguirá destruyendo empleo en el conjunto de 2014 y durante la mayor parte del mismo (-0,2% según la previsiones del propio gobierno).

 

Asimismo, no contribuye a animar el consumo familiar la pérdida de poder de compra de la renta de las familias que se ha ido produciendo a lo largo de todo el año, con una subida de los salarios negociados del 0,55% frente  a un incremento medio esperado de los precios del 1,3% para el año 2013. A esta pérdida se suma, la que experimentarán el año que viene los pensionistas, que se enfrentará a un incremento de los precios del 1,5% previsto por el gobierno mientras que su pensión subirá un 0,25%; los desempleados que pierdan su prestación o subsidio, como consecuencia del alargamiento de la crisis (la tasa de cobertura sigue cayendo, desde el 78% de 2010 al 61% registrada en septiembre de 2013); y los empleados públicos que sean despedidos como resultado de las políticas de austeridad.

 

 

No dejes de visitar:

www.ccoo.es/csccoo/menu.do