CCOO reclama mejoras en la Ley General para la defensa de consumidores y usuarios

CCOO reclama mejoras en la Ley General para la defensa de consumidores y usuarios

Martes 21 de enero de 2014

 

  • El sindicato denuncia que la Ley no ha pasado por el Consejo Económico y Social y que, por tanto, no dispone del oportuno dictamen.

 

CCOO pide que en el trámite parlamentario se mejore la Ley para la defensa de consumidores y usuarios, que considera una transposición farragosa de la normativa europea, y que en ocasiones empeora la actual legislación española en esta materia, potenciando los mecanismos de reclamación individuales y colectivos, así como el resarcimiento de los daños ante prácticas abusivas

 

Para CCOO, en ningún caso la nueva Ley debe suponer un retroceso en la protección de los consumidores y usuarios que la actual normativa nacional tiene; en opinión del sindicato, hay aspectos en los que el Gobierno se ha quedado corto a la hora de redactar la nueva Ley General, ya que se ha limitado a realizar una traslación de la Directiva  Europea (2011/83/UE) del Parlamento Europeo y del Consejo, y en este sentido no ha sido capaz de mejorar, clarificar ni ampliar los derechos de los ciudadanos en su calidad de consumidores y usuarios.


El texto de la nueve Ley habla de una tarifa básica y no garantiza la gratuidad de los servicios de atención a cliente. Tampoco garantiza, CCOO considera que debería hacerlo, la definición de servicio financiero y la de contrato complementario; tampoco se recoge la garantía en los contratos de compraventa de bienes inmuebles en todos los supuestos, o quedan incompletas y difusas las garantías de contratación electrónicas.

 

Por otra parte, no se recoge el texto de la Directiva que señala que “a las personas u organizaciones que, conforme al Derecho nacional, tengan un interés legitimo en proteger los derechos contractuales de los consumidores se les debe reconocer el derecho a ejercer acciones, ya sea ante un tribunal o ante un órgano administrativo competente para dirimir  reclamaciones o para entablar las acciones judiciales pertinentes, y que es necesario que los Estados miembros establezcan sanciones por incumplimiento de la presente Directiva y garanticen su aplicación, y que estas deben ser efectivas, proporcionadas y disuasorias”.

 

Respecto a la acción colectiva, por ahora ni el Código Civil ni la vigente Ley de Consumidores dan solución plena a las reclamaciones, ya que se paraliza la comercialización del producto o servicio denunciado pero no se satisface con indemnizaciones a los afectados.

 

Asimismo, la Ley no presta la debida atención a la insolvencia hipotecaria. Un tema muy importante sobre el que, por ahora, se aplica la Ley Concursal, una norma concebida sólo para las empresas.

 

En consecuencia, CCOO considera que se debe aprovechar el trámite parlamentario para mejorar y ampliar los derechos y las garantías de los usuarios y consumidores, potenciando los mecanismos de reclamación individuales y colectivos, así como el resarcimiento de los daños ante prácticas abusivas. Este sindicato espera que el Gobierno rectifique sus formas de actuación respecto al Consejo Económico y Social y cumpla con la obligación que tiene de pedir dictamen sobre leyes que afectan al ámbito socioeconómico.

 

No dejes de visitar:

www.ccoo.es/csccoo/menu.do